¿Cómo ha podido ocurrir tan rápido, si hace cuatro días estabais destrozando camitas y jugando sin parar?

Nuna, la que siempre me mira, y Baby, su inseparable hermana, se han convertido en dos venerables ancianas.

No es que no lo hubiésemos notado, hace tiempo que las señales eran claras. Pero de pronto nos ha entrado el vértigo y aquí estamos las tres, disfrutando con una ternura casi dolorosa de una etapa que, por su vulnerabilidad y su dulzura, es diferente a cualquier otra.

Más vínculo, si cabe

Hace ya 12 años, el maravilloso etólogo Oriol Ribas nos dijo que Nuna y yo teníamos hipervínculo. Y que era mutuo.

Lo hemos llevado con mucha dignidad – disimulando bien ante los que nunca van a entender nada – y nos hemos separado pocas veces, quedándose ella siempre en lugares que le proporcionaban seguridad.

En los últimos meses, sin embargo, Nuna no me deja ni a sol ni a sombra. Si me levanto a comer algo, me sigue. Si voy al lavabo, me sigue. He notado que a veces se va en la dirección equivocada de la casa, y no para hasta que me encuentra. Solo entonces se vuelve a tumbar.

perro lapa off the leash

Mientras escribo esto sentada en la alfombra, ella está echada a mi lado, su lomo tocando mis piernas. Un suave cordón umbilical que da paz.

No oír da miedo

Esto os va a sonar. Mis perros siempre han tenido un oído selectivo. El “toma” funcionaba como palabra mágica infalible, mientras que el “ven” lo traducían a: “cuando acabes de comerte esa mierda, si eso, pues ya vas viniendo”.

Ahora es diferente. Depende de dónde venga el sonido, la reacción es nula.

Hace unos días, unos amigos nos visitaron con un bebé. La pequeña trató de tocar a Nuna con esa torpeza propia de los niños y ella reaccionó marcándola suave, pero claramente.

Fue suficiente para entender que es el momento de respetar, más todavía, su espacio y su tiempo.

Pero también el momento de estar más pendiente de sus necesidades y de no dar nada por sentado.

Demencia senil

Yo tampoco sabía que eso existía, hasta que Baby comenzó a tener ataques de pánico en mitad de la noche.

Para que os hagáis una idea, era como si todas las noches fuesen el horror de la verbena de Sant Joan. El primer día acabamos en urgencias, no encontraron nada.

A partir de ahí, empezaron las pruebas para descartar otras dolencias y el diagnóstico es bastante claro: Baby tiene demencia senil.

Baby y Nuna
Nuna y Baby, dormir pegadas es dormir

Ahora, con la medicación específica, dormimos tranquilas, ellas y yo.

Fuera móviles

Las miro, las huelo, las observo. Atesoro todos los momentos en mi corazón, porque sé que estos últimos años con mis animales son un regalo constante.

Ya no malgasto los paseos consultando el teléfono. Permanezco presente.

Dentro de un tiempo las redes seguirán allí, con su ruido, pero ellas no.

Eso sí, desenfundo el móvil para hacerles fotos. Muchas fotos.

baby y Nuna calle
Baby y Nuna, es un trabajo de años ser tan adorable

Más amor, por favor

Hay muchas formas de demostrar amor a tu perro, y seguro que las practicas todas.

Sentarse en el suelo, cerca de ella, sin agobiarla, es una de las que más le gusta a Nuna, pero Baby adora los suaves masajes en las patas cuando lleva mucho rato acostada, para favorecer la circulación y que pueda levantarse más fácilmente.

También les encantan los abrazos, aunque hay otros perros que no los toleran, así como notar que estamos hablando de ellas. De lo guapas que son, de lo importantes que son para nosotras.

Cada vez que les decimos cuánto las queremos, nos estamos salvando un poco.

¿Tienen dolor?

Confieso que una de las cosas que más aprecio es el silencio. En casa no suele haber música y me parece muy apacible compartir la vida con seres que no “hablan”.

El alto precio, sin embargo, es no saber hasta qué punto sienten dolor.

Estas infografías, con señales que pueden indicarnos que nuestro perro está sufriendo, me parecen muy informativas. Vale la pena estar atentas:

Señales dolor perro parte 1Señales dolor perro parte 2

El paseo, a donde ellas quieran

A esta edad, los paseos son más suyos que nunca. Las prisas ya no tienen cabida y ellas marcan el rumbo.

Necesitan oler las cosas durante mucho más tiempo y piensan que cada hoja caída es un trozo de pan.

No saludan a ningún perro, yo creo que no los ven, y apenas toleran que nadie las huela. Hacen lo que les da la gana, y yo estoy convencida de que mi único trabajo es asegurarme de que no corran ningún peligro.

Trátalos como quisieras que te traten

Los ancianos de todas las especies, independientemente de si están enfermos o no, tienen algo en común, agradecen inmensamente las muestras de afecto y necesitan toda nuestra paciencia.

Son tan vulnerables como los niños, pero mucho más invisibles. Por eso no podemos dejarlos solos, sin ellos estamos perdidos.

¿Quieres un maestro? Adopta un senior.

OldDogs
Old dogs are the best dogs

26 comentarios en “La vejez y mis perras

  1. Hola. De casualidad llegó a mi muro tu artículo y… qué pasada. Con tus palabras he vuelto a revivir,como si de ahora mismo se tratase, los últimos años con mi perra. Y aunque ya la adoptamos con 9 años y estuvo hasta algo más de los 13, todos los días aprendíamos de ella. Y ahora hemos vuelto a empezar, adoptando otro senior con 9 años. Y pienso disfrutar cada día que pasa aún más si cabe. Disfruta todo lo que puedas de tus bellezones, que son preciosas. Un abrazo para las tres. Gloria.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias de corazón por tu comentario Gloria, y gracias por darles una nueva oportunidad a los viejitos. Yo cogí uno de 11 años (¡murió a los 16!) y tengo claro que volveré a hacerlo. Es duro a ratos, pero se lo merecen todo. Un fuerte abrazo 🤗

      Me gusta

  2. Es una de las cosas más bonitas que he leído nunca …yo ya he vivido la vejez de mi otro peludo del alma, Rufo, que ya está en el cielo de los peludos y que estuvo conmigo 16 glorios y maravillosos años Y eso que Rufo fue siempre de carácter muy fuerte, coker , macho y canela, pero fue y es mi más añorado recuerdo y viví en sus últimos años, esa dependencia de mí y yo de él …
    Ahora tengo a otro ser adorable, mi Pepe , otro precioso coker , que es la cosa más sociable, buena y linda que te puedes encontrar, y la dependencia es mutua, él no puede vivir sin mí y yo sin él, ya tiene siete años cumplidos en abril , y siento que cada día lo que nos une se hace más fuerte e indivisible …procuro estar a su lado el mayor tiempo posible y cada día lo haré más a medida que el paso del tiempo avance …me gustas Lucia y me gustan Nuna y Baby …y ese mantra que existe entre Nuna y tú, también lo sentimos Pepe y yo…yo no sabía explicar lo que me une a este peque adorable, pero tú me lo has hecho comprender, Pepe nació para ser parte de mí y yo me encontré con él para ser parte suya ¡
    Benditos sean ¡
    Lucia, tu amiga para siempre ¡
    Saludos de Pepe a Nuna y Baby ,
    Marisol ¡

    Me gusta

  3. Me ha encantado tu artículo, en diciembre vino a casa Yara una Alaska malamut de 10 años,que nadie acogía porque no le gustan los perros. La acogida se convirtió en adopción y es parte de la familia, independiente y juguetona cuando quiere, pero le notó varios de los achaques que cuentas, así que habrá que darle más mimos a esta abuelona. Suerte con tus preciosas y gracias por compartir tu experiencia

    Me gusta

  4. A moco tendido estoy, yo tengo dos, Mora mestiza de 19 años y Lisa bulldog francés de 8. Con Mora seguro que hay ese hipervinculo y Lisa es distinta pero sigue siendo como un beb. Hace año y medio que soy mama, trabajo y los paseo son muy cortos pero siempre las tengo presente, antes que a mí misma y eso no creo que sea tan bueno. Aún así me siento mal por no poder hacer más, las amo y me acongojo de penssr si me faltan y sé que eso llegará. Intentó pensar que he hecho y dado mucho amor y que ellas saben que siempre estoy ahí como puedo. Perdón por ser tan tolera peor necesitaba desahogarme.
    Precioso lo escrito de verdad.

    Me gusta

  5. preciosas palabras y preciosa reflexión!!!! como entiendo todo lo que dices!! En Mayo dormi a mi compañero fiel que estuvo conmigo dieciséis años.. hipervinculados también desde el primer día que entro en mi vida hasta el final..últimos meses duros con demencia senil pero cuidado con todo el amor del mundo… el mismo que me ofreció el a mí toda su vida……Le añoro como nadie sabe……. Me ha encantado leerte, un abrazo

    Me gusta

  6. Sentir estas palabras tan cercanas. Mi Lola partió en marzo de este año, era igualita a Nuna y Baby. Le diagnosticaron un cancer terminal, nos enteramos a fines de enero y ya nada había por hacer. Nos dedicamos a cuidarla, mimarla, sentirla y consentirla, cubrimos todos los frentes con tratamientos alopaticos y homeopáticos… finalmente debimos dormirla xque de la noche a la mañana ya no levantó y quedo acostada sobre sus necesidades (justo ESE dia yo estaba volviendo de un finde fuera de casa y no llegue a besarla por la demora en la ruta). Mi mama se ocupó de todo, y ese día (hoy aún más) entiendo que ella entendió TODO; hizo lo que quiso se fue sin dejarme llegar a casa para que me quede con las imágenes más dulces. Elegimos calidad de vida y así fue. Hoy es nuestro ángel, y llevamos La Paz de haberla acompañado ,durante 12 años, en sus días más difíciles. Leerte y escribir estas palabras fue mi desahogo al alma. Disfruten a los viejos porque son más sabios que nosotros !

    Me gusta

  7. Toralmente de acuerdo con lo que escribes.Tengo un perrito de por lo menos 15 años y a veces sacude la cola todo contento mirando al vacío. Yo le digo “mandale besos”a lo que sea que está viendo en su cabecita chocha.Saludos

    Me gusta

  8. Adoptamos un abuelete hace 9 meses. En unos días hace 16 años. Se aprende muchísimo de ellos, sobre todo a respetar su tiempo y su espacio. Es ciego y sordo, pero increíblemente listo. Intento disfrutar cada segundo, porque sé que no es mucho lo que le queda.

    Le gusta a 1 persona

  9. Gracias por explicarlo de forma tan real,entrañable y natural….
    con tu permiso,no he podido evitar compatirlo en Facebook,ya que así vivo yo tambien con mi Labrador de 12 años y mi pastor Catalán de 11.💚

    Le gusta a 1 persona

  10. qué hermoso lo que escribes y cuantos recuerdos me trae… recuerdos que aparecen con alguna tímida lágrima..

    Mi perrita vivió 18 años y medio a nuestro lado! desde que la encontramos en la calle, hasta que llegó su momento de partir.
    En su vejez fue la reina de la casa (antes ya lo era, pero cuando llego a mayor pasó lo que tu comentas, que era el momento de hacer aún más lo que le apetecía en cada momento).

    los mimos fueron constantes hasta su ultimo aliento, ella también nos buscaba siempre en casa, para estar a nuestro lado sin separarse ni un instante. le gustaban las caricias, los abrazos y los paseos cortitos por el parque.
    establecimos códigos cuando se hizo mayor (y fie increible descubrir la inteligencia de éstos amigos!!) como no veía bien cuando quería bajar de la cama o sofá nos lo decía con un suave ladrido, al no escuchar ya mucho para decirle que habíamos llegado a casa aplaudíamos fuerte porque no escuchaba la puerta ni veía la luz prenderse. asi podía venir a buscarnos a la puerta, pues eso era una de sus mayores ilusiones y obviamente de las nuestras.. una de las cosas que más
    llenan en la vida…
    Creo que la vejez fue también una etapa muy bonita de su vida, la disfrutó y la disfrutamos todos mucho, con una ternura increíble. Y esto es lo que merecen todos los perritos seniors, que dan un cariño incondicional y una paz increíble y reconfortante.

    disfruta de esta etapa de su vida sin dejar de mostrarles todo tu amor! el vínculo con ellos es algo que sólo los que convivimos con ellos como miembros de nuestra familia tenemos la suerte de comprender y sentir. un abrazo a las tres!!

    maria

    Le gusta a 1 persona

    1. Me han emocionado tus palabras Maria, es impresionante ver cómo se hacen entender y cómo la comunicación pasa a un plano mucho más sutil. ¡Lo observo cada día! Me ha encantado la imagen de aplaudir fuerte al entrar en casa 😌. Gracias por comentar y un fuerte abrazo 💚

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s