Apostatar por los animales

Apostatar por los animales

En estos días he presentado la documentación en el obispado de mi ciudad para convertirme en apóstata. Esta palabra tan tremenda que suena a cruce entre amenaza y enfermedad, es algo tan sencillo como solicitar oficialmente a la Iglesia católica que elimine mis datos de sus archivos.

Conozco bien esta institución, es el club en el que me criaron. Fui bautizada e hice la comunión vestida de monja. También realicé todos mis estudios previos a la universidad en un colegio religioso.

Mi padre pasaba más tiempo trabajando en la parroquia que en casa, y muchos feligreses pensaban que era cura. Esa era su forma de activismo.

Seguir leyendo “Apostatar por los animales”